Cita de la semana:

"Sería injusto e imprudente privar a un hombre de su libertad natural sobre la suposición de que pudiese abusar de ella", Oliver Cromwell.

Artículos de opinión

Tampoco en nuestras escuelas cabe un tonto más

F. Cabrillo (Vicepresidente Civismo)
El Mundo (suplemento Actualidad Económica) , 25 de febrero de 2019

Hablar de economía resulta per se ofensivo para algunos maestros

Con buen sentido la Comunidad de Madrid ha organizado un curso para un grupo de maestros, cuyo objetivo es formarlos para que puedan enseñar a sus alumnos algunas ideas básicas sobre las cuestiones económicas con las que los niños se van a encontrar a lo largo de su vida. No se trata, naturalmente, de abordar cuestiones complejas, sino de que los chicos sepan lo que es un préstamo, un plan de pensiones o un tipo de interés. Nada más lógico, pensarán ustedes, sobre todo en un país que tiene un problema serio de falta de cultura económica. Pues no señor. Algunos profesores se han opuesto con santa indignación a este proyecto y uno de estos maestros ha definido el curso como “algo perverso, destinado a afianzar una determinada ideología neoliberal dentro de la escuela”.

Cabría pensar que, dado que para esta gente los banqueros y los financieros son seres pérfidos cuyo principal objetivo en la vida es explotar a la gente, este tipo de enseñanzas debería ser bienvenido, ya que ayudaría al hombre de la calle a no dejarse engañar por la maldad de los mercados. Pero no es así. Hablar de economía resulta per se ofensivo para algunos maestros. Una profesora afirma, por ejemplo: “Ver contenidos como la importancia de la educación financiera, el presupuesto, seguros o productos de inversión me produce un total desasosiego y un enfado increíble”. No sé lo que le pasará por la cabeza a esta buena señora para enfadarse tanto, pero algo raro debe ser.

En fin, lo cierto es que llueve sobre mojado. Hace menos de un año, cuando se publicó un libro sobre educación financiera básica para escolares, los podemitas tacharon el hecho de “escalofriante caso de adoctrinamiento en niños y niñas de primaria”. Aunque, como afirma el viejo aforismo latino, el número de tontos es infinito, cabría pensar que, al menos en el mundo de la educación, se pondría un poco más de cuidado a la hora de emitir opiniones y no se dirían tantas bobadas. Pero, por desgracia, no es así. Tras haber leído estas noticias, lo que se le ocurre a cualquier persona con sentido común es bastante simple… y bastante triste: ¡pobres niños en manos de tales maestros!

Escriba un comentario

Todos los campos son obligatorios.

Hazte socio

¿Te gusta nuestro trabajo? ¡Apoya la causa de la libertad!

Boletín

Entérate de nuestras novedades

Marzo 2019

LMMJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

< Febrero | Abril >