Cita de la semana:

"Cuando perdemos el derecho a ser diferentes, perdemos el privilegio de ser libres", Charles Evans Hughes.

Rankings

Muy cualificados, pero en el paro

Periodicos del Grupo Vocento,
7 de octubre de 2018

El mercado laboral español se caracteriza desde hace décadas por un alto grado de sobrecualificación, especialmente entre los jóvenes. Según Eurostat (2016), España tiene el mayor porcentaje de población empleada con más estudios que los que requiere su trabajo. Sin embargo, y por frustrante que sea encontrarse en un puesto que desluce la inversión en formación, existe otro segmento de la población activa para el que la situación resulta todavía más asfixiante. Son los que, estando cualificados, no tienen empleo.

Quizá influye el descenso de calidad de muchas universidades españolas, merma que tiene mucho que ver con la menor exigencia de la enseñanza secundaria. Ninguna está entre las 150 mejores del mundo en el ranking de Shanghái. Tener un título universitario superior cada vez es menos relevante para un buen trabajo o autoemplearse, mientras que una formación profesional, con prácticas en la empresa, sí es con frecuencia un mejor camino al empleo. Según el último informe sobre nivel de formación del INE, que toma los datos del paro del segundo trimestre de 2018, de una tasa general del 15,28%, un 3,27% son españoles con educación superior (que incluye la universitaria y la formación profesional). Es decir, casi un 23% de todos los desempleados. Baleares, Extremadura y Castilla-La Mancha figuran con una proporción menor de parados de alta cualificación (entre el 13% y el 17% del total). En el extremo opuesto están Asturias, La Rioja o País Vasco; las tres superan el 30%.

Para tener una visión más completa, hay que considerar también el porcentaje de la población activa con título superior. De lo contrario, difícilmente puede apreciarse hasta qué punto este desequilibrio se debe al nivel de ‘saturación’ de graduados en el mercado laboral. En esta línea, el INE señala que País Vasco, Madrid y Asturias cuentan con una población activa muy cualificada (los titulados superiores oscilan entre el 48,2% y el 52,9%), mientras que en Baleares o Extremadura éstos apenas suponen el 29% sobre el total de los activos. Así, se observa una correlación entre el porcentaje de la población activa con educación superior y la tasa de parados con dicho nivel educativo.

No obstante, hay comunidades donde la proporción resulta muy preocupante, caso de La Rioja y Canarias. La primera, sin presentar una de las tasas más elevadas de titulados superiores sobre población activa (40,1%), destaca por el número de éstos que se hallan desempleados (31,4%). Es decir, de una tasa de paro del 10,7%, un 3,4% corresponde a este colectivo. En cuanto a los canarios, no por tener la cuarta tasa de titulados más baja del país (32,6%), y, por tanto, menos competencia, encuentran acomodo laboral más fácilmente (el 22,4% de los parados posee este nivel educativo). Estos datos demuestran que nuestro sistema de enseñanza no responde a las necesidades del mercado de trabajo. Una desconexión que se traduce en un desperdicio de talento que ningún país eficiente debe permitirse. 

Tener un título no lo es todo, lo significativo es que garantice competencia profesional

El Comercio El Diario Montañés Ideal de Almería Ideal de Jaén La Verdad de Cartagena La Verdad de Murcia La Voz de Avilés Imprimir

Escriba un comentario

Todos los campos son obligatorios.

Hazte socio

¿Te gusta nuestro trabajo? ¡Apoya la causa de la libertad!

Boletín

Entérate de nuestras novedades

Diciembre 2018

LMMJVSD
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

< Noviembre | Enero >