Cita de la semana:

"Vota por el que menos prometa; será el menos decepcionante", Bernard Baruch.

Presencia en los medios

Think tank Civismo: La ‘tasa Google’ supondrá un sobrecoste del 3% y la Tobin de 0,2%


Navarra Información, 26 de enero de 2019

El nuevo Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, conocido como ‘tasa Google’, gravará el 3% de los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario durante su actividad o la venta de metadatos.

El grupo think tank Civismo estimó que esta tasa podría afectar a toda la cadena de valor y que los 20 millones de consumidores del sector digital (particulares, pymes y autónomos) podrían sufrir un sobrecoste de 0,47 euros en cada compra electrónica que realicen.

Con esta tasa el Gobierno espera recaudar 1.200 millones de euros y argumenta que este gravamen se crea porque hay ingresos obtenidos en España por grandes empresas internacionales a partir de ciertas actividades digitales que escapan al actual marco fiscal.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha rescatado este concepto impositivo que ya provocó, aunque en aquella ocasión fuera por compensación a autores con un canon a los enlaces, que la compañía tecnológica cerrara en 2014 en España su servicio de Google News. Ahora se trata de gravar a las tecnológicas por actividades que, según el Gobierno, escapan al actual marco fiscal.  Reino Unido y Francia también han anunciado que la aplicarán. La UE ha decidido posponerlo hasta 2020 por falta de acuerdo.

El impuesto no lo gravará todo: quedan excluidas la venta de bienes o servicios entre usuarios en el marco de un servicio de intermediación en línea; las ventas de bienes o servicios contratados en línea a través de la web del proveedor de esos bienes o servicios en la que el proveedor no actúa como intermediario; determinados servicios financieros.

¿Qué es la tasa Tobin?

Es un impuesto indirecto que gravará con un 0,2% las operaciones de compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero. En concreto, las acciones emitidas en España de empresas cotizadas (de las no cotizadas, no) cuya capitalización bursátil sea (a 1 de diciembre del año anterior) superior a 1.000 millones de euros.

La capitalización bursátil es el valor de mercado de una empresa y se calcula multiplicando el número de acciones emitidas por su precio de cotización. El Gobierno calcula que ingresará unos 850 millones; hasta 10 países de la UE la han impulsado. El impuesto se centrará en las entidades que actúan como intermediarios financieros y que tendrá liquidación mensual.

Y no gravará tampoco ni las salidas a Bolsa, ni la deuda, pública o privada, ni los derivados. Por tanto, la compra de acciones de una empresa que va a salir a Bolsa no implicará el pago del impuesto. Sin embargo, Bolsas y Mercados Españoles (BME) considera que esta tasa es una “mala noticia” para empresarios, intermediarios e inversores.

Civismo estimó que esta tasa podría afectar a toda la cadena de valor y que los 20 millones de consumidores del sector digital podrían sufrir un sobrecoste de 0,47 euros en cada compra electrónica.

Descargar PDF Imprimir

Escriba un comentario

Todos los campos son obligatorios.

Calcula tus impuestos

Hazte socio

¿Te gusta nuestro trabajo? ¡Apoya la causa de la libertad!

Boletín

Entérate de nuestras novedades

Febrero 2019

LMMJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728   

< Enero | Marzo >